A paso trémulo

Allá donde el recuerdo es mezcolanza de siluetas
y los jarrones reconstruyen perfiles de personas.
Cara a cara queda el espacio de nuestras manos
Si fuese todo infinita luz… interminable sombra...

Continuar leyendo A paso trémulo

Al agua soy canción

Tengo sed del lago vibrante donde las piedras brincan.
Agua que cae entre mis dedos y no alcanza mis labios
¿Y ahora? No respiro y no calmo mi angustia de beber.
Me voy hundiendo, mis alas nunca fueron branquias.

Continuar leyendo Al agua soy canción

Perdí las llaves

Dejé queriendo la puerta abierta,
y en la cerradura las llaves colgando.
Yo supe del rostro que a mí me mostraba
en la entrada del espejo que me reflejaba.

Continuar leyendo Perdí las llaves

Cuando caigo

Cuando caigo elevas tu mirada.
Ahí arriba, en lo alto y en movimiento
Me pregunto qué de mí se fue volando
que despegó el brazo de tu cuerpo.

Continuar leyendo Cuando caigo

La huida del gesto

Con la urgencia de aquel que presiente el final de sus días, el joven jardinero cabalgó sin demora por el árido desierto; ignorando que acudía a la cita de la que tanto huía.

Continuar leyendo La huida del gesto

Mechero que no prende

Eugenia Blanco Sotillo nació el 19 de septiembre de 1941 en la aldea Villalobos, situada al sur de la provincia de Jaén. A la edad de cinco años quedó huérfana de madre, de forma que ella y su hermana Fátima pasaron al cuidado de su padre, el cual nunca llegó a superar la muerte de su mujer. A raíz de este traumático hecho no tardaron el tabaco y el alcohol en hacer acto de presencia en su humilde hogar, donde comenzaron a celebrarse timbas ilegales.

Continuar leyendo Mechero que no prende